viernes, 12 de mayo de 2017

Puesta de sol en el Solsonès


Una de mis manías como aficionado a la fotografía es encontrar una puesta de sol perfecta. Esto incluye un paisaje bonito, algún elemento peculiar que rompa la monotonía, colores intensos y algunas nubes que le den un toque más especial.
La gran ventaja de esta manía es que nunca he conseguido encontrar una puesta suficientemente bonita, lo que invita a seguir fotografiando en distintos lugares y con distintas composiciones como la que comparto hoy con vosotros.
En este caso me atrayó este solitario árbol, y la curiosa formación de nubes únicamente en un lado de la escena.